Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Vida Marina

Información, artículos y noticias relacionadas con la fauna, flora y el medio ambiente marino.

Carabela portuguesa, ¿es una medusa o no?

En los últimos días la Carabela portuguesa está siendo noticia por su aparición en varias playas de Alicante en las que se ha prohibido el baño en sus aguas, ya que, su picadura es muy dolorosa y puede incluso ser mortal en niños, ancianos, personas alérgicas a su veneno y también para las mascotas.

La carabela portuguesa (Physalia physalis) también se conoce como fragata portuguesa, agua mala, botella azul o falsa medusa y, aunque no es demasiado frecuente en nuestra costas, no está de más saber algunas cosas sobre ella.

Si quieres conocer 10 curiosidades sobre este invertebrado...¡sigue leyendo!

1. Se llama falsa medusa porque no es una medusa aunque lo parezca. Es un Sifonóforo, parece un sólo individuo pero en realidad es un organismo colonial que está formado por muchos individuos (zooides) que se asocian para poder sobrevivir y los cuales se han especializado y modificado para cumplir una función específica dentro de la colonia.

Carabela portuguesa

2. Sus tentáculos, con los que se defiende de depredadores y atrapa a sus presas (peces y pequeños crustáceos), pueden llegar a medir 50 metros de largo y están llenos de células urticantes (en cada cm2 puede haber más de un millón de ellas) que contienen una toxina muy potente que paraliza incluso a peces grandes y que en humanos tiene efectos neurotóxicos, citotóxicos y cardiotóxicos.

3. El neumatóforo que es la parte gelatinosa que sobresale del agua, contiene distintos gases como nitrógeno, argón o xenón. Ante cualquier peligro puede deshincharse y hundirse brevemente hasta que pase la amenaza.

4. El veneno de las células urticantes es liberado de forma involuntaria y automática al rozarlas, por lo que, aunque la veamos muerta sobre la arena es conveniente no tocarla porque puede estar activo hasta 48 horas después de morir la carabela.

5. No son capaces de moverse por sí mismas, así que, para desplazarse dependen de las corrientes, los vientos y las mareas.

6. Tienen un ciclo de vida corto. Viven unos 6 meses.

7. Suelen vivir en mar abierto en zona tropicales y subtropicales de los océanos Pacífico e Indico y en la corriente del golfo del Atlántico Norte. También en mares cálidos como el Caribe y el mar de los Sargazos.

No es muy frecuente pero en ocasiones, pueden llegar hasta el Mediterráneo a través del estrecho de Gibraltar arrastradas por las corrientes y el viento. 

8. Suelen congregarse en grupos numerosos, en ocasiones se han avistado hasta 1000 individuos en la misma zona.

9. El pulpo manta es inmune a su veneno. También algunos peces como el pez payaso, el jurel y el pez carabela. Es muy habitual ver, sobretodo al pez carabela, entre los tentáculos de la colonia estableciéndose una relación mutuamente beneficiosa. Los peces se benefician del refugio que les proporciona la colonia y la colonia se aprovecha del efecto carnada que atrae a otros peces de los que se alimentará. El pez carabela además se alimenta de los tentáculos más pequeños. 

10. Pero este letal Sifonóforo también tienen sus depredadores. Tortugas como la Boba y la Carey, cuya piel es demasiado gruesa y el veneno no puede penetrar, al igual que el pez Luna (Mola mola) las comen ocasionalmente. El nudibranquio Dragón azul (Glaucus atlanticus) y el Caracol violeta (Janthina janthina) también las incluyen en su dieta

Y hasta aquí te contamos de la Carabela portuguesa...seguiremos hablando de Cnidarios y más animales marinos próximamente.

 

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post